Tengo celulitis, ¿tengo exceso de grasa?

Tengo celulitis, ¿tengo exceso de grasa?

Vamos a intentar desgranar de la forma más sencilla que es la celulitis, si conseguimos entenderlo correctamente, resultará mucho más sencillo poder realizar un plan de trabajo para que el tratamiento sea todo un éxito.

La celulitis no es exclusivamente un problema estético, es el síntoma que enciende la alerta de que algo no está funcionando correctamente en nuestro interior.

¿Por qué tengo celulitis?

TENER CELULITIS NO ES TENER UN EXCESO DE GRASA, de hecho, hay personas muy delgadas que tienen celulitis, y personas obesas o con un ligero exceso de peso que no la tienen.

La mayoría de las consultas que nos realizáis para paliar o eliminar la celulitis, parten de un problema estético, ya que la celulitis se presenta con pequeños (o no tan pequeños, según su estadío) bultos y hendiduras que rompen la uniformidad de nuestra piel.

Este efecto “anti-estético” es señal de que algo no está funcionando de forma correcta.

La base de este incorrecto funcionamiento es la circulación:

Nuestro cuerpo está formado por millones de células, en este caso vamos a hablar de las que forman parte del tejido adiposo (adipocitos), estos adipocitos no están pegados unos a otros, sino que conviven en un espacio extra-celular, es un espacio acuoso, donde la célula vierte todos los residuos que genera y recoge el oxígeno y los nutrientes que necesita para vivir, a este espacio acuoso llegan los pequeños vasos sanguíneos, que recogerán los residuos que se acumulan, dejando a cambio todo lo que necesita la célula.

Cuando la sangre no circula con la velocidad adecuada, la proporción en que estos pequeños vasos retiran los residuos y aportan los nutrientes, se descompensa, por lo que se van acumulando las sustancias de desecho, convirtiendo el espacio extra-celular en un espacio contaminado, provocando que ese espacio acuoso cada vez sea más denso y se vaya gelificando.

Esta densificación le roba espacio al adipocito que para protegerse y como sistema de defensa, aumenta su tamaño, comprimiendo al final las terminaciones nerviosas, (por eso en numerosas ocasiones las zonas donde se observa celulitis llegan a ser focos de dolor).

Si comprendemos esto, comprenderemos la importancia de un buen diagnóstico, consistente en una buena historia clínica, en la palpación de zonas frías, el uso de las placas termográficas, plicómetros, báscula de impedancia…

En ocasiones visualmente observamos la zona de glúteos y caderas afectadas por la celulitis, pero el bloqueo circulatorio y linfático tiene su origen en la zona de rodilla (incluso en tobillos), por lo que si no desbloqueamos estás zonas, el trabajo nunca será completo, nos quedaremos a medias.

Drenaremos, activaremos la microcirculación, de esta forma oxigenaremos y eliminaremos toxinas de adipocitos y piel.

Una vez consigamos esta meta, ya podremos valorar si existe un acúmulo excesivo de grasa.

Al no ser un problema estético, sino funcional, podremos conseguir mejorar la textura del tejido, ya de por sí un gran éxito, pero deberemos trabajar de forma constante y continuada para mantener a raya la celulitis.

Existen tres factores que hemos de tener en cuenta sobre la celulitis:

1. Factores predisponentes: herencia, genética…

2. Factores determinantes: Alteraciones hormonales

3. Factores agravantes: sedentarismo, estrés

Cualquiera de estos factores se vería minimizado a través de la alimentación, alcancemos una nueva conciencia.

La diferencia está en los pequeños detalles.

Próximamente os hablaré de las diferentes etapas de la celulitis.

Nos dedicamos a la pedagogía de la estética, por eso si tienes dudas, y necesitas que te asesoremos, solo tienes que escribirnos. Disfrutamos ayudando.

También te puede interesar
Radiofrecuencia

Consulta Informativa gratuita. Chat Online
?  bit.ly/33iagIo

Nos gustaría saber tu opinión
(Votos: 5 Promedio: 4.2)

1 Comentario

  • AffiliateLabz Posted febrero 20, 2020 3:36 pm

    Great content! Super high-quality! Keep it up! 🙂

Añadir comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *