Dieta para recuperarse de los excesos

Dieta para recuperarse de los excesos

Efecto rápido

Si tienes poca voluntad y solo seguirás una dieta si ves resultados inmediatos, te proponemos este menú. De primer plato puedes tomar una ensalada de hortalizas de diferentes colores (sin maíz, ni atún, ni queso…). De segundo, un plato nutritivo y saciante: cereales integrales (arroz o pasta) con hortalizas y una legumbre verde (por ejemplo, judías, guisantes, habas…). Otra opción de segundo plato es tomar legumbre con algas (la legumbre una vez a la semana). Otra opción es seitán con verduras. Otra opción es quinua con verduras. De postre, una manzana y/o un yogur. También puedes acompañar la manzana con alguna semilla oleaginosa. Combínalo con complementos para el cuidado del hígado (cardo marino, romero, boldo, diente de león…) o L-carnitiva. Suprime la cena o toma solo fruta, o sólo verdura hervida sin patatas. Obtendrás resultados rápidamente

Si comes de restaurante

Elige de primero ensaladas crudas y termina el menú con una manzana o un yogur natural sin azúcar. Toma algún complemento de cardo mariano antes de empezar a comer. Prepárate también un té verde a media mañana. Tu cuerpo se recuperará pronto de los excesos de las fiestas.

Dieta antiaging

Si quieres lucir una piel joven y brillante, tu dieta debe ser rica en verduras y frutas crudas, ya que también nos alimentamos del electromagnetismo de los alimentos vivos. En otras palabras, los alimentos vivos favorecen la salud de la piel y le imprimen brillo. Ayudarán a que te veas más joven los betacarotenos (zanahoria,  berros, tomate, mandarina, naranja, pomelo, etc.) y los ácidos grasos mono y poliinsaturados, de las semillas oleaginosas: nueces, almendras, avellanas, etc. Son alimentos antioxidantes el ajo y el té verde. Vitamina E (aceites de primera presión, frutas y semillas oleaginosas, algas…).

Alimentos ‘take it easy’

Las nueces, las almendras y las avellanas tienen destacadas propiedades para el sistema nervioso. Consumir carne en exceso, en cambio, irrita el sistema nervioso. Acidifica la sangre alterando el equilibrio celular. Debes tenerlo en cuenta si padeces estrés. Se puede sustituir la proteína animal por proteína vegetal: cereales integrales, legumbres, quinoa, amaranto, tofu, seitán… Un zumo de apio, manzana y hojas verdes de lechuga es relajante. Es un zumo ideal para tomar por la noche y favorecer el sueño. Otros alimentos interesante para el sistema nervioso son: avena, plátano, naranja, mandarinas, dátiles, nueces, almendras, anacardos…  Y no olvidemos que el primer alimento para el sistema nervioso es el oxígeno. No hay equilibrio completo sin el aporte adecuado.

Nos gustaría saber tu opinión
(Votos: 1 Promedio: 5)

Añadir comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *