FLACIDEZ: CLAVES PARA RECUPERAR LA FIRMEZA DE TU PIEL

FLACIDEZ: CLAVES PARA RECUPERAR LA FIRMEZA DE TU PIEL

En la mayoría de los tratamientos de silueta se busca una pérdida de volumen o de peso, por ello es primordial preparar previamente el tejido para que este tenga la capacidad de retraerse.

La flacidez es la gran olvidada y la tendencia es acordarnos de ella, cuando ya se ha bajado de peso. Lo correcto o más idóneo, sería empezar trabajando la reafirmación, incluso antes de empezar con la dieta.

Es común que una vez bajado de peso, si el tejido no se retrae de forma acompasada, el aspecto de nuestro cuerpo nos defraude, dejándonos con una sensación de insatisfacción, tras el esfuerzo realizado.

¿Por qué mi piel ha perdido elasticidad?

Estas serían algunas de las razones:

  • Una parte genética (dichoso ADN), es decir, aquellas características que heredamos sin comerlo ni beberlo.
  • Excesiva exposición solar (no nos equivoquemos, el sol es la mayor fuente de energía del ser humano, nuestra piel ha de ser tocada por el sol, es imperativo) sólo que hay que hacerlo de forma consciente.
  • La alimentación, determinadas carencias nutricionales, como falta de vitaminas, minerales, etc… son responsables entre otras de la falta de hidratación de nuestra piel
  • Las famosas dietas yo-yo (recomiendo volver a leer La introducción a la silueta), que producen la pérdida de elasticidad por desgaste (probad de estirar una y otra vez una goma elástica)
  • Los cambios hormonales, que suceden de forma más intensa en pubertad, embarazo y menopausia
  • Y como no, los ya conocidos por todos, estrés, tabaquismo, alcohol.

Por lo tanto y resumiendo las causas genéricas serían dos: intrínsecas (aquellas que vienen determinadas por la edad y la genética) y extrínsecas (todas aquellas causas externas sobre las que podemos llegar a tener control: hábitos).

¿Cómo soluciono la flacidez de mi cuerpo?

El famoso colágeno y la señora elastina dejan de apoyarse, se alejan uno del otro, se distancian y el tejido deja de tener ese soporte, descolgándose.

Solución: terapia de pareja.

Debemos oxigenarnos y nutrirnos (alimentando así esta relación), para ello es imprescindible que la sangre se mueva con el flujo y la velocidad correcta, siendo así, esta se encargará de transportar todos los nutrientes y el oxígeno, pero al mismo tiempo retirará todas las toxinas que impiden vivir de forma correcta a nuestras células.

Estamos arando y abonando.

Tonificación Muscular

Deberíamos trabajar el tono muscular, no solo hay flacidez en la piel, sino que esta puede venir acompañada de la falta de tono muscular, sobre todo en aquellos músculos que no se ejercitan de forma natural (en nuestro día a día). Para ello recomendamos gimnasia específica (Pilates, por ejemplo), o un tratamiento para la flacidez donde se pautarán unas sesiones de gimnasia pasiva (electroestimulación) en zonas concretas como muslos, brazos, glúteos..

Existen 4 tipos de colágeno que contribuyen al soporte de la piel.

Colágeno I y III responsables de la elasticidad y tono de la piel.

Colágeno V da estructura al interior de la dermis formando pilares de colágeno

Colágeno VII mantiene la unión de la dermis y la epidermis dándole densidad y firmeza.

Hemos de tener en cuenta los suplementos con colágeno que encontramos en el mercado, no sólo que tipo de colágeno, sino de donde se extrae, manipulación y mantenimiento.

En otras ocasiones a simple vista, parece que podemos sufrir flacidez en los muslos, deberíamos observar si va acompañada con celulitis en la zona de trocánter (cadera), la retención de líquidos que provoca la celulitis provoca que la zona “pese más” y crea un efecto de descolgamiento de la piel o que la piel se plegue, en estos casos el primer paso en el tratamiento para la flacidez y la celulitis, sería mejorar la circulación con drenajes linfáticos o radiofrecuencia, cuando reduzcamos la retención el tejido al verse liberado del peso, volverá a su estado natural.

Por todas estas razones es imprescindible realizar un exhaustivo diagnóstico, determinar el origen, analizar el trabajo, de forma localizada y global, de dentro hacia afuera.

En resumen, si mantenemos nuestra piel sana, oxigenada, hidratada y nutrida, el aspecto en su conjunto mejorará.

En el fondo en estética jugamos al photoshop, queremos mejorar el aspecto en su conjunto. Porque si es sano, es bello.

Nos dedicamos a la pedagogía de la estética, por eso si tienes dudas, y necesitas que te asesoremos, solo tienes que escribirnos. Disfrutamos ayudando.

También te puede interesar
Radiofrecuencia

Consulta Informativa gratuita. Chat Online
? bit.ly/33iagIo

Nos gustaría saber tu opinión
(Votos: 3 Promedio: 5)

Añadir comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *